LA SALUD MENTAL EN LA REGIÓN DE MURCIA: POR UN PACTO PARA LA SALUD DE TODAS LAS FUERZAS POLÍTICAS

marzo 29, 2019

El jueves 28 de marzo de 2019, en el Edificio Moneo, tuvo lugar la mesa redonda sobre “La salud mental en la región de Murcia”.

Un grupo de activistas en salud mental de la Fundación Cattell Psicólogos asistió a este evento que calificaron de emocionante. Tras las intervenciones de los cinco ponentes de la mesa: Pilar Balanza, psicóloga clínica y portavoz de Marea Blanca, organizadora de este acto, Silvestre Martínez Benitez, psiquiatra, representante de la asociación AEN- Profesionales de la Salud Mental), Delia Topham, presidenta de FEAFES Salud Mental Murcia, Amanda Martínez Chacón, psicóloga RAIS Fundación y Esperanza Parra, presidenta de ECOS (Asociación en Primera Persona).

“Invertir en salud mental es invertir en vida”, expresó Silvestre Martínez. Presentó un informe sobre distintos aspectos del ámbito sanitario que hay que mejorar y destacó el problema de la “ley de cuidados inversos”, al hacer referencia a que las personas que más asistencia sanitaria necesitan (personas con trastorno mental grave) son las que menos reciben.

“Abrir mentes para no cerrar puertas”, otra de las frases importantes de la noche, fue comunicada por Esperanza Parra que, desde la mesa, fue la voz de las personas con enfermedad mental y abogó por la eliminación del uso de las contenciones mecánicas que han sido calificadas por la ONU como tortura y ya están prohibidas en Finlandia y en Reino Unido.

Delia Topham: “Vamos a luchar por un pacto por la salud, todos juntos”, repitió con fuerza la presidenta de la federación de asociaciones de personas y familiares con enfermedad mental, a modo de conclusión de un largo listado de necesarias e importantes reivindicaciones, que pusieron de manifiesto el abandono de este colectivo por parte de las administraciones, a pesar de las mejoras conseguidas.

Pilar Balanza incidió en la necesidad de incrementar la inversión económica para que los psicólogos clínicos puedan trabajar con los profesionales de Atención Primaria.

Amanda Martínez presentó un exhaustivo informe sobre las relaciones existentes entre pobreza y enfermedad mental, aportando estadísticas y datos de gran interés. Destacó la necesidad de un abordaje comunitario y una mayor conexión entre servicios sociales y el servicio murciano de salud para garantizar los cuidados necesarios y la prevención de la exclusión social.

Sin embargo, y como Delia Topham, anticipó durante su intervención, la riqueza vino desde el coloquio. Fueron numerosas las intervenciones de personas con problemas de salud mental reivindicando sus derechos, que expusieron ante los políticos su repulsa al uso de las contenciones mecánicas, su repulsa al trato inhumano que reciben en centros de atención ambulatoria (visitas muy distanciadas, pasan meses sin poder hablar con su psicólogo o psiquiatra) y en durante los ingresos (contenciones mecánicas), sus deseos y necesidades de más psicoterapia y menos sobremedicación.

Una jornada muy interesante que emocionó a los asistentes y llevó a la reflexión desde distintas perspectivas: la de los profesionales de la salud (psicólogos que no pueden acceder por el ridículo número de plazas PIR, 141 en 2019), la de las personas con enfermedad mental, la de los cuidadores primarios que se ven abrumados y abandonados a su suerte en el trato diario con su familiar enfermo, la de las personas que viven en la calle, la de las personas inmigrantes, la de las personas con enfermedad mental en ámbitos penitenciarios, de niños y adolescentes con diversidad en salud mental acosados en centros educativos.

Leave a reply
YA ESTÁ EN COCINA, LA CUARTA EDICIÓN DE PUENTES: OBSERVATORIO DE ESTIGMAACCESO 44 PLATAFORMA DE TEATRO E INCLUSIÓN SOCIAL REALIZA SU PRIMERA ACCIÓN EN LA CALLE

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

css.php